Saltar encabezado
Menú

Declaración de la Oficina del Censo sobre la Segunda Entrevista de Seguimiento por Falta de Respuesta

Release Number CB20-RTQ.45 Spanish / Español
Compartir:

31 DE DICIEMBRE DE 2020 — La recopilación de datos del Censo del 2020 comprendió numerosos controles de calidad, incluyendo el análisis de los datos sobre el trabajo de los censistas y segundas entrevistas de casos en que los datos sugerían posibles problemas. Todos los casos completados y todo el trabajo de los censistas se sometieron a una batería de verificaciones diseñada para detectar patrones de trabajo inusuales, llamada selección analítica. Si el proceso analítico indicaba que un censista no tenía ningún caso para revisar, eso era una indicación de que no había nada fuera de lo usual en cuanto a las características de su trabajo. Las técnicas de selección analítica fueron suficientes para detectar patrones de trabajo inusuales, y así se redujo la necesidad de verificar a cada censista y decenas de millones de resultados mediante segundas entrevistas.

Durante parte de la operación de Seguimiento por Falta de Respuesta (del 3 agosto al 6 de septiembre), la Oficina del Censo redujo el periodo de intentos de contacto para segunda entrevista con los hogares de seis días a tres días. Este cambio le permitió a la Oficina del Censo enfocarse en recopilar datos de los hogares restantes que no habían respondido. La experiencia había demostrado que alrededor del 90% de las segundas entrevistas completadas que podían hacerse hasta en seis días se completaron dentro de los tres días, y por eso la Oficina del Censo no esperaba que los días adicionales para los intentos generaran un número significativo de segundas entrevistas adicionales. Después del 6 de septiembre, la Oficina del Censo aumentó las visitas para intentar el contacto con los hogares de vuelta a seis días.

También esperábamos hallar casos de segunda entrevista no resueltos. Como en numerosos censos anteriores, incorporamos estrategias especiales para completar los últimos casos de Seguimiento por Falta de Respuesta. La operación de “cierre”, como se describe en el Plan Operacional del Censo del 2020, les indica a los censistas que resuelvan estos casos (que han recibido numerosos contactos y tenido oportunidades de autorresponder) con al menos un conteo de población. Nuestros criterios de selección analítica no cambiaron durante esta fase de cierre, y, como resultado, el número de censistas señalados como atípicos fue alto durante esta etapa.

Las métricas preliminares del trabajo de los censistas revelan que mucho menos del 1% (es decir, 0.4%) de los censistas podrían haber falsificado su trabajo o haber realizado trabajo no satisfactorio de manera tal que fuera necesario volver a trabajarse. Según las métricas preliminares, se halló que alrededor del 13% de esos casos para volver a trabajar que los censistas completaron fueron una falta grave o hubo una falla en el desempeño (lo que significa que fue necesario volver a trabajar los casos). El otro 87% de los casos que fue necesario volver a trabajar que se analizaron pasaron la segunda entrevista. Por lo tanto, los enumeradores que podrían haber falsificado datos o haber realizado un trabajo de baja calidad fueron muy pocos.

La Oficina del Censo está comprometida con la calidad de los datos y, con este propósito, completó casi 1.6 millones de segundas entrevistas durante una pandemia nacional y desafíos de clima extremo. La Oficina del Censo continuará la evaluación de las operaciones del Censo del 2020 y su impacto en la calidad de los datos, y compartirá la información públicamente.

###

Contact

Oficina de Información Pública